martes, 1 de septiembre de 2009

Sólo consigo dorimir con ayuda de veronal


(Hotel Regina, Milán)


30 octubre 1908


Sigo aquí. Espero ver a Tonio esta tarde.


Estoy algo -de hecho bastante- preocupado por mi pobre Minnie*. La he abandonado demasiado. Pero llegará el día en que me entregaré absolutamente a ella. Aunque signifique sacrificar mi descanso nocturno. Por el momento sólo consigo dormir con ayuda de veronal y mi cara está completamente moteada como un winchester.


* Se refiere al personaje protagonista de La fanciulla del West.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada